Español
Mapa de Sitio

Artículos

Costo económico de la pérdida del Litoral

OPINIÓN

EL DIARIO/ Punto aparte  (Alberto Z uazo)

Es habitual que se diga en Chile que el salario del país es el cobre, pero no se hace mención a que la mayor parte de este mineral se extrae del que fue territorio de Bolivia, hasta 1879.

En ese infausto año, Chile desató una guerra de conquista contra Bolivia, logrando usurparle 2.000 Kms2, que correspondían al Departamento del Litoral. De ellos, 400 Km lineales constituían la costa marítima nacional sobre el océano Pacífico, como resultado de lo cual hasta el país pasó a ser mediterráneo.

Sin embargo, en aquel tiempo, ni Bolivia ni Chile tenían conocimiento de que en ese extenso territorio usurpado existía uno de los más ricos yacimientos cupríferos del mundo. La finalidad inicial de Chile era apoderarse de los yacimientos de salitre que tenía Bolivia.

Resulta, de esta manera, que Chile no sólo le arrebató a Bolivia territorio, sino también riquezas naturales de inmensa valía, primero con el salitre y las guaneras, que las formaban las aves marinas en ese espacio. Y, desde 1915, hasta ahora con el cobre. Con este mineral boliviano podrá seguir manteniendo su economía boyante por 122 años más, al ritmo de producción que tuvo hasta 2013.

El ingeniero químico y economista boliviano Xavier Nogales Iturri, tres veces ex Ministro de Estado y con estudios en Harvard Business School y MIT’s Sloan Scholl o Management, de Estados Unidos, realizó el primer estudio que se tiene en el país sobre el ingreso que le produce a Chile el que debió ser cobre de Bolivia.

Antes de avanzar en cifras, es necesario señalar que los cálculos matemáticos que realizó Nogales los hizo sobre datos de fuentes oficiales chilenas y de instituciones internacionales de alta credibilidad: Cochilco, Codelco, US Bureau of Mines y US Geological Service.

Según el estudio del Ing. Nogales, el cobre boliviano le produjo a Chile, entre 1915 y 2013, un total de 3.029,5 millardos de dólares, a precios del año pasado. Es decir, 3,03 millones de millones de dólares de 2013. Este gigantesco monto de dinero, en términos comparativos, equivale a 122,3 años de la actual producción nacional (Producto Nacional Bruto-PIB).

Corresponde destacar, empero, que tanto el hallazgo de los yacimientos de cobre en el que ha sido territorio boliviano, como las inversiones, tecnologías y conocimientos no fueron obra de los chilenos, sino de profesionales y empresas inversoras de Estados Unidos.

Esto explica que, de 1879 a 1915, Chile no tuvo ingreso alguno por el cobre explotado posteriormente en el ex departamento boliviano de Atacama. El acierto que tuvo, en todo caso, hay que reconocerlo, es que atrajo a empresas estadounidense dedicadas a estudios geológicos, para establecer si existían en él yacimientos mineros.

En este orden, es pertinente indicar que, durante todo el período colonial español, Chile produjo unas 81.550 toneladas de cobre, según Benjamín Vicuña Mackenna, considerado en su país como destacado político e historiador. Aunque, aquella producción, obtenida en alrededor de 300 años de coloniaje, apenas significaba la producción de cobre de solo un año de Inglaterra.

Las provincias chilenas más productivas de cobre fueron Coquimbo y Aconcagua. La mina La Serena (en Coquimbo) resultó ser la cuna de este mineral en el país vecino. Cuarenta años antes de la Guerra del Pacífico, Chile había comenzado a desarrollar una importante capacidad administrativa y técnica en la minería y la metalurgia del cobre.

El Ing. Nogales expuso estas y otras valiosas informaciones más sobre el cobre en Chile durante la conferencia que dictó en el Círculo de la Unión, en marzo de 2014.

En cuanto a las investigaciones mineras que Chile emprendió en el ex territorio boliviano y en otros espacios de su propia geografía, Nogales refirió que el Ing. William Braden, por encargo de empresas estadounidenses, exploró propiedades mineras, incluyendo El Teniente y Potrerillos.

Otros geólogos, de la misma nacionalidad, siguieron con las mismas exploraciones en Chuquicamata, Río Blanco y Andacollo. Como resultado de estas investigaciones, se crearon las empresas mineras El Teniente (1904), Chuquicamata (1912) y Potrerillos (1920). En conjunto, pasaron a conformar lo que vino a ser la Gran Minería del Cobre.

Las minas de mayor producción en Chile se encuentran en el territorio que era de Bolivia, hasta la guerra de usurpación de 1879. Las empresas cupríferas de Chuquicamata, Radomiro Tomic, La Escondida, Michila, El Abra-Zaldivar y Gaby produjeron 133.000 toneladas métricas en 2012, Esperanza (173.200 ton. Métricas), Lomas Bayas (73.300 t.m.), El Tesoro (105.000 t.m.) y Spence (186.700 t.m.).

Actualmente, la mayor de estas minas es La Escondida, administrada por empresa privada BHP Billiton, de Australia, la que en 2012 tuvo la producción de 1.075.900 t.m. de cobre fino; esto es, tres veces la producción que tiene al presente el yacimiento de Chuquicamata.

En el supuesto de que Bolivia hubiera realizado los mismos emprendimientos que Chile en el Litoral (¿?), el PIB del país, a fines de 2013, habría sido de US$ 122,3 miles de millones (en dólares de 2013), en vez de los 24,8 miles de millones de dólares que obtuvo, por el gas y minerales.

Es decir, el PIB de Bolivia pudo haber sido, reiteramos en el caso en que hubiera efectuado lo mismo que hizo Chile (¿?), 4,54 veces mayor que el señalado. A la vez, el PIB per cápita de los bolivianos habría sido de US$ 11.647, en lugar de los US$ 2.359 que tuvo en 2013. De haber logrado aquel PIB en ese año, sería casi el doble del PIB per cápita de Colombia.

Un informe de 2012 del Servicio Geológico de Estados Unidos asegura que las reservas de cobre de Chile alcanzan al 28% de las reservas mundiales. Su equivalencia ascendería estimativamente a 190 millones de toneladas, lo cual representaría 11,2 años de la producción mundial del mineral.

En el supuesto de que el precio permaneciera siendo de 3,2 centavos de dólar por libra fina, o sea 1.337.6 millardos de dólares, el valor de las reservas de cobre en Chile sería de 103,74 millones de toneladas. Así, su valor monetario alcanzaría a 730,33 millardos de dólares, al precio estimado de 7.040 por tonelada. En relación con el PIB boliviano de 2013 (US$ 24.7 millones), el valor en cuestión sería de 29,4 veces el PIB boliviano.

NOTICIA RELEVANTE

Presidente de COMIBOL propone refundar la empresa minera

 

(Abya Yala Digital).- José Pimentel, nuevo presidente de la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), en entrevista con el programa Ultimo Round, de Abya Yala Televisión, sostiene que uno de los desafíos más importantes de esta gestión será la puesta en vigencia de la Ley de la Minería, la industrialización y buscar la rentabilidad, principalmente.

Videos Relacionados

 

Enlaces Institucionales

SENARECOM

SERGEOMIN

AJAM

FOFIM

 

MINISTERIO DE
COMUNICACIÓN

PERIÓDICO BOCAMINA

 55 BOCAMINA 56 BOCAMINA 
 57 BOCAMINA 58 BOCAMINA 

59 BOCAMINA
(para descargar, haga click en la imagen)

RENDICIÓN DE CUENTAS 2016

(para descargar, haga click en la imagen)

MEMORIA DE COMIBOL 2015

(para descargar, haga click en la imagen)

Mar para Bolivia

Redes Sociales

  

Contador de Visitas

514044
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
Último mes
Todos los días
376
3344
3720
484239
102477
60220
514044

Su IP:: 172.16.0.1
hora server: 2017-03-27 02:54:49