Español
Mapa de Sitio

Artículos

Semblanza:

EL 31 DE OCTUBRE DE 1952 SE PRODUJO LA NACIONALIZACIÓN DE LAS MINAS

Bocamina Comibol 25/10/2018

La profunda transformación que está sufriendo Bolivia a partir del triunfo popular de Abril, se encuentra compendiada en cinco decretos que encuadran y tipifican la revolución boliviana. Voto Universal, nacionalización de las minas, reorganización del ejército, reforma agraria y control obrero”.  Así expresa Agustín Barcelli en Medio Siglo de Luchas Sindicales Revolucionaria en Bolivia, una de las obras más representativas del movimiento sindical boliviano.

 

Reproducimos a continuación el decreto relacionado a la histórica Nacionalización de las Minas para recordar a la generación pasada e ilustrar a las nuevas generaciones sobre este acontecimiento escrito en los anales de la vida nacional.

FUNDAMENTOS DEL DECRETO DEL 31 DE OCTUBRE DE 1952

Al igual que México en 1938, que Irán en 1951 y que Egipto más recientemente; Bolivia ha dictado un decreto por el que se nacionaliza su principal riqueza: el estaño. Y como en esos tres casos, acá también se ha levantado el grito de la prensa internacional, se ha ejercido la presión diplomática y se ha amenazado con el retiro de todo auxilio financiero o económico. Y, sin embargo, en el caso de Bolivia se dan condiciones que hacen que esa medida sea de vida o muerte para el país.

Guano, salitre y plata habían constituido hasta fines de la pasada centuria, pequeñas fiebres de crecimiento de la economía nacional hacia fuera; pero sin alcanzar a modificar sustancialmente el carácter de aquella como economía consuntiva, es decir, como sistema económico destinado a satisfacer las necesidades internas del país, antes que a proveer al mercado internacional de los productos que demanda. Con el estaño se inicia para el país una etapa de crecimiento hacia fuera con vistas a beneficiarse con los buenos precios internacionales del estaño.

Con ello, comenzó una etapa desconocida hasta entonces. El amo latifundista a menudo colonialista y raras veces bonachón, fue reemplazado por el potentado minero, preocupado más de las cotizaciones internacionales de su producto que de las necesidades internas del país; políticamente, el militarote de rancio abolengo valluno fue reemplazado por el "doctor" altiplánico, genio y figura de los intereses de los nuevos amos, el ferrocarril y el telégrafo vinieron a sustituir a la mula y al propio.

En el país se fue formando una gran burguesía que muy pronto se apoderó del poder, después de una corta y sangrienta guerra civil. Cambió la capital de la república, introdujo algunas reformas en el aparato estatal, impuso el librecambismo a balazo limpio y dió la sensación de una pseudo democracia a garrotazo y bala. El ferrocarril unió el país con los puertos extranjeros del Pacífico, mientras los grandes centros productores agropecuarios fueron abandonados a su suerte. Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando eran regiones tan conocidas para los bolivianos como lo fuera Eldorado para los conquistadores hispanos. Sangrientas dictaduras civiles vinieron a reemplazar como sistema de gobierno a las bandas feudales del militarismo.

Contrariamente a lo sucedido con el salitre y el cobre chilenos, con el guano y el petróleo peruanos; en Bolivia el estaño vino a caer en manos de hijos del país. Patiño y Aramayo amasaron sus fortunas haciendo trabajar al indio con el primitivismo típico de la colonia. Patiño, su mujer y dos o tres indios iniciaron la acumulación de lo que iba a ser la prodigiosa fortuna del multimillonario altiplánico. Una de las más grandes del mundo. Trapacero, explotador inicuo y avaro congénito, Patiño se apresuró a comprar por miserias las más grandes minas de estaño del país. Hijo de sus propias obras, Patiño refleja toda la avaricia, el desprecio hacia el indio y la inmoralidad del "cholo". Para el indio éste ha sido siempre un azote más cruel que el blanco. Dueño de las más grandes riquezas del país, Patiño se vió arrastrado a transformarse en un capitalista internacional. Sólo poseyendo acciones de las minas indonesias, chinas o malayas y estando representado en las fundiciones y organizaciones comerciales inglesas y norteamericanas, podía alcanzar buenos precios para sus productos y el control mundial del estaño. Cumpliendo la ley propia del desarrollo capitalista, Patiño se transformó de "capitalista libre" en "monopolista". Y el pequeño e ignorado país que era Bolivia se transformó en un exportador de capitales. Las grandes utilidades de Patiño se invirtieron en acciones de empresas extranjeras. El cholito que trabajaba y hacía trabajar a su mujer en un mísero mortero colonial, se transformó en un inquilino del Waldorf Astoria y en pariente de una "grande de España". Aramayo y Hochschild siguieron el mismo camino, aunque en menor volumen. El país vió irse los dólares y agrandarse los "hoyos" mineros.

Junto con la acumulación de poder económico la gran minería acumuló poder político. Amasar grandes fortunas sólo es posible hambreando al pueblo, sobreexplotando la mano de obra; y ésto sólo puede conseguirse sometiendo a las masas al terror policial, al abuso legal y a la más completa indefensión jurídica. Sólo la toma del poder y su sujeción en las manos de la gran minería podía permitir eso. Y lo permitió.

Nada puede justificar mejor la medida tomada por la Revolución Nacional de ir a la expropiación con indemnización de las minas de las grandes empresas, que los datos acerca de las utilidades obtenidas por ellas, mientras todo un pueblo se sumía en la miseria material en la esclavización política.

GRUPO

AÑOS

Capital pagado

UTILIDADES

Patiño

Aramayo Hochschild TOTALES

1917-51

1921-51

1915-51

1915-51

17.119.025

5.000.000

15.733.780 37.852.705

83.870.640 37.200.230 10.015.690 131.086.230

Liberales, republicanos, "socialistas" y hasta ingenuos nacionalistas rindieron como gobernantes su tributo a los magnates del estaño. Patiño, Aramayo y Hochschild se encargaron de crear o anonadar caudillos, hadan y deshacían altos funcionarios, parlamentarios y magistrados Toda la vida política del país cayo entera en sus manos En Bolivia no se hacía, no se pensaba ni se escribía nada sin el consentimiento o aplauso de los "barones del estaño".

Miles de dólares gastaba Patiño en sus viajes por las ciudades europeas; pero disputaba hasta un mísero real a sus obreros. Uncía, Catavi, Siglo XX, Llallagua, Potosí fueron teatros de las más inicuas masacres obreras. Aramayo se fotografiaba el día mismo de las elecciones con los dos candidatos: el "comunista" Guachalla y el pursista Hertzog. A la salida de Siles pusieron en el poder a un alto funcionario de la Patino, Blanco Galindo. Cuando se "suicidó" Busch estaba de Jefe del Ejército, el general Quintanilla; "socialistas" y "derechistas" eligieron de común consenso al entreguista Peñaranda. Evidentemente, el pueblo no podía esperar sino la cárcel, la bala o la tortura de tales amos.

Pero el "Superestado" se negaba rotundamente a entregar a las arcas fiscales una parte de sus utilidades. Mientras el indio gemía bajo el impuesto indigenal y el pueblo se asfixiaba con gabelas e impuestos al consumo a gran minería gozaba del privilegio de no pagar casi derechos por sus enormes utilidades.

Cumpliendo con su promesa de proceder a indemnizarlas a las ex empresas "hasta el 30 de junio de 1956; se pagó a las mismas $US. 9.611.657.77, cantidad que se descompone así: Grupo Patiño $US. 3,080.286.40; Grupo Aramayo, $US. 1.783.175.15; Grupo Hochschild, $US. 4.748.196.22. El Gobierno ha mantenido permanentemente el propósito de llegar a un acuerdo definitivo acerca del monto indemnizarle, que no ha podido ser alcanzado hasta ahora por las pretensiones excesivas de algunas empresas".

Saavedra Busch, Villarroel supieron del odio de los magnates del estaño cuando trataron de limitar sus utilidades, de hacer que una pequeña parte de ellas fueran a parar a las arcas fiscales Tal era la situación del país en vísperas de la revolución de Abril. Una gran burguesía integrada por 3familias dominaba el 80% de la actividad económica del país, retenía en sus manos casi el 100% de las divisas que se lograba con el intercambio comercial, controlaba en forma absoluta el poder político y condenaba a la muerte por hambre, tuberculosis o silicosis a más de millón de bolivianos.

Reproduciendo casi textualmente lo que afirmaba un escritor inglés sobre el Irán, el técnico norteamericano Keenleyside, afirmaba en 1950: "Bolivia vive en las mismas condiciones económicas que conociera durante la Colonia".

LA COMIBOL EJECUTORA DE LA NACIONALIZACIÓN

Destruir ese poder que constituía "un Estado dentro de otro Estado", aplastar un régimen que asfixiaba la economía y la vida de la nación, deformándola económica y mentalmente; tal era la tarea vital que se imponía al pueblo boliviano desde 1935. El MNR no inventó, sino que dió forma a los deseos expresados en más de una oportunidad por los trabajadores del subsuelo.

La Corporación se encargó de la administración de las minas recientemente nacionalizadas y tuvo desde sus comienzos una serie de inconvenientes, amén de los riesgos que significa abrir un nuevo campo experimental en materia económica. Sin antecedentes históricos cuyas experiencias pudiera aprovechar y sin fondos para hacer frente a sus primeras necesidades, la COMIBOL ha seguido un camino lleno de asperezas y errores que recién ahora comienzan a dejar sentir sus efectos sobre el sistema económico nacional. En cuanto al déficit no podemos olvidar que "la COMIBOL es la única institución fiscal que se ha mantenido a sí misma y de la cual han aprovechado otras instituciones fiscales y el propio gobierno de la Revolución Nacional".

NOTICIA RELEVANTE

EL ING. ANDIA REEMPLAZA A PIMENTEL EN LA PRESIDENCIA INTERINA DE COMIBOL

Bocamina Comibol 03/08/2018

Al finalizar la tarde de este viernes, 03 de agosto, el Ministro de Minería y Metalurgia, Félix Cesar Navarro, posesionó al Ing. Zelmar Andia, ex gerente de Oruro, como nuevo presidente ejecutivo de la Corporación Minera de Bolivia. Al acto asistieron los viceministros de Políticas y Fiscalización, Gualberto Hockofler; de Desarrollo Productivo, Mario Víctor Flores y de Cooperativas Mineras; José Luis Chorolque; además de personal de la Corporación Minera de Bolivia y la prensa.

Videos Relacionados

 

Enlaces Institucionales

SENARECOM

SERGEOMIN

AJAM

FOFIM

 

MINISTERIO DE
COMUNICACIÓN

PERIÓDICO BOCAMINA

 66 BOCAMINA 67 BOCAMINA 
 68 BOCAMINA 68 BOCAMINA 
 
69 BOCAMINA
70 BOCAMINA
(para descargar, haga click en la imagen)
 
71 BOCAMINA
(para descargar, haga click en la imagen)

RENDICIÓN DE CUENTAS 2017

(para descargar, haga click en la imagen)

MEMORIA DE COMIBOL 2017

(para descargar, haga click en la imagen)

Mar para Bolivia

Redes Sociales

  

Contador de Visitas

2898169
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
Último mes
Todos los días
2322
4313
18016
2853984
53679
111899
2898169

Su IP:: 172.16.0.1
hora server: 2018-11-15 16:08:06