Español
Mapa de Sitio

Artículos

Justo Gómez Soliz, nacido para nadar y volar

A los 75 sigue enamorado del gran amor de su vida: La natación

Red PIO XII/JUAN CARLOS ENRIQUEZ 18 NOVIEMBRE 2016

Justo Gómez Solíz, nacido en Catavi, norte de Potosí, se enamoró de la natación y del agua en los años 50 del siglo pasado. Hijo de las glorias mineras, la disciplina, la pasión por el deporte en la mina de Siglo XX. Huérfano de padre a los 13, empezó a trabajar en la Corporación Minera estatal a los 14. A fines de esa década, el médico le prohibió seguir entrenando si quería seguir con vida. Se hizo especialista en salto ornamental para no abandonar su pasión. Fue campeón nacional en 1974. Decenas de jóvenes nacidos como él en esta región se convirtieron en los mejores nadadores de Bolivia en esa época.

Justo, sus memorias y los secretos de la natación

A los 75 años decidió escribir esas memorias en un libro de 130 páginas, con una edición de 500 ejemplares, repleto de fotografías de mujeres y hombres apasionados como él por el deporte, revelando muchos secretos como éstos:

1.- Martirian Oropeza, obrero de la Corporación Minera de Bolivia, nadador empedernido desde 1944, a los 13 años, fue el padre de los campeones nacionales de los años 50, 60 y 70 en ese deporte. Este es uno de los secretos de la natación minera: LA PASIÓN DE LOS HOMBRES transforman a los seres humanos y hace milagros, maravillas y revelaciones. Martirian era uno de ellos y vivía en Catavi.
Presionó para la construcción de una piscina olímpica, concretada en 1959, estudió natación por correo, en cartas escritas a pulso. Exigió a los jóvenes disciplina, entrenamiento y toneladas de autoestima.

2.- Las aguas termales pesadas, mineralizadas de Catavi, exigían mucho esfuerzo físico de los nadadores locales, lo que no se encontraba en otras piscinas del país con aguas livianas y tal vez “fáciles” de nadar.

3.- Estos hombres y mujeres del agua consumían quinua en la mañana, en la tarde y en la noche. La pulpería y los alimentos que llegaban desde el interior suplían muchas carencias.
Éstos, según Justo Gómez, son los secretos de los campeones de los años 50, 60 y 70 del Siglo pasado. Ésas serían las razones para que Catavi diera campeones nacionales en natación durante 12 años consecutivos.

Nacido para nadar y volar

Nacido en Catavi en 1941, de una familia de 4 hermanos, tres de ellos fallecidos, retoño de los cochabambinos Serapio Gómez y Asunta Soliz, hoy tiene 75 años, esposo de Virginia Gómez, es padre de 3 hijos y abuelo de una nieta, el gran amor de su vida sigue siendo la natación y para que el mundo no olvide esta historia de dignidad y consecuencia escribió el libro Memorias de un obrero, será presentado este viernes en Llallagua, el texto explica por qué los nadadores de Catavi fueron campeones nacionales durante 12 años consecutivos y su experiencia personal.

Su libro revela secretos como que la escuela German Busch se llamaba Simón I Patiño o el estadio Irineo Pimentel respondía al nombre de María Barzola.

Recuerda que el misionero oblato Claudio Falárdo sembró la semilla del deporte en él y en muchos niños y niñas.

En 1953 fue al declive, una piscina de agua no mayor a 9 metros de largo y 5 de ancho. Allí conoció a Martirian Oropeza, obrero, dominador de las estadísticas y fundidor, exigente y predicador de la disciplina y la natación. Desde aquel día nunca más dejó el nado, aun cuando el médico le prohibió seguir practicando ese deporte ante los constantes desmayos que sufría luego de cada entrenamiento.

Pero no podía dejar el agua, la natación, el gran amor de su vida según él. Y decidió hacerse campeón en los saltos ornamentales.

Volaba como una paloma

Vio el trampolín en la piscina y dijo “yo no largo esto”. Se especializó en el salto de paloma. Dándose grandes impulsos hasta llegar al trampolín, pegando un salto al cielo, ganando altura, abriendo los brazos como alas y volando como esa ave, con los pies a manera de cola, luego cayendo de manera elegante, uniendo los brazos y las manos por el frente y adelante, cortando el aire con la punta de sus dedos, hasta tocar el agua después de un vuelo magistral y sumergirse en lo profundo, aguantando el oxígeno en los pulmones, alcanzando la gloria allá abajo y resurgiendo como un pez y robándole la gloria a las aguas y al aire, así renació Justo Gómez Soliz, el campeón de salto ornamental, en 1974.

NOTICIA RELEVANTE

Presidente de COMIBOL propone refundar la empresa minera

 

(Abya Yala Digital).- José Pimentel, nuevo presidente de la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), en entrevista con el programa Ultimo Round, de Abya Yala Televisión, sostiene que uno de los desafíos más importantes de esta gestión será la puesta en vigencia de la Ley de la Minería, la industrialización y buscar la rentabilidad, principalmente.

Videos Relacionados

 

Enlaces Institucionales

SENARECOM

SERGEOMIN

AJAM

FOFIM

 

MINISTERIO DE
COMUNICACIÓN

PERIÓDICO BOCAMINA

 57 BOCAMINA 58 BOCAMINA 
 59 BOCAMINA 60 BOCAMINA 
61 BOCAMINA
(para descargar, haga click en la imagen)
 
62 BOCAMINA
(para descargar, haga click en la imagen)

RENDICIÓN DE CUENTAS 2016

(para descargar, haga click en la imagen)

MEMORIA DE COMIBOL 2015

(para descargar, haga click en la imagen)

Mar para Bolivia

Redes Sociales

  

Contador de Visitas

1401608
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
Último mes
Todos los días
3281
5120
38320
1325102
96170
140927
1401608

Su IP:: 172.16.0.1
hora server: 2017-11-19 10:15:07